Make your own free website on Tripod.com

DECLARACION DE PRINCIPIOS


El I.N.D.I.A. si bien surge hoy a partir de esta constitución formal es el producto del trabajo y el sentimiento de muchos orgullosos mestizos, entre los que se encuentran descendientes de todas las parcialidades que habitaron nuestro continente, y en particular nuestra región.

Este entorno de que hoy compartimos no es casual (el Cabildo de Montevideo), dado que dentro de estas mismas paredes fue que se planificó llevar adelante el exterminio de nuestros indígenas y hoy reivindicamos la tarea de unificar la labor de sus descendientes en todo el territorio de nuestra nación.

Este grupo que plantea la iniciativa lo hace ahora con convicción clara de sus objetivos, con la humildad de reconocer los errores que por inexperiencia o falta de profundización en los conocimientos pudimos haber cometido en el pasado. Por eso hoy, luego del trecho recorrido estamos unidos en base fundamentalmente a la firmeza necesaria de comprometernos a seguir avanzando en cada uno de nuestros propósitos.

Hace 10 años que trabajamos juntos, son conocidos claramente tanto nuestros propósitos como nuestros procederes. Estamos orgullosos de que en nuestro pasado hubo familiares indios y también los hubo negros y europeos. No renegamos de ninguna parte de nuestro ser, a cada una de ellas manifestamos tanto afecto como agradecimiento.

Pero fundamentalmente nos sentimos impulsados a rescatar de todos los olvidos a aquellos antiguos abuelos y aquellas antiguas abuelas que desde hace siglos habitaron este suelo que nos vio nacer. Ellos fueron los que nos inspiraron el profundo amor que sentimos por lo que hoy es el Uruguay y por toda la región circundante. Fueron ellos que como enseñanza nos dejaron que teníamos que conocer nuestra tierra, pues solo así se le puede querer verdaderamente y estar capacitado para defenderla cuando sea y donde sea necesario.

Por eso asumimos la responsabilidad de constituir este Integrador Nacional donde no existan exclusiones, donde no exista la impresionante distancia que va desde Montevideo al resto del país.

Fundamentalmente lo que caracteriza a esta institución es la forma orgánica que se le ha dado.

Hemos promovido la formación de grupos en toda la República, con la intención que cada uno de ellos funcione en forma autónoma, sin centralismos dominantes, con su soberanía particular. Estos grupos tendrán anualmente una instancia de coordinación, y cuando sea necesario ejecutiva, a través de la reunión de representantes. Este Congreso se realizará cada vez en un departamento distinto.

Esta instancia de constitución es a los solos efectos jurídicos, es una instancia formal.

Hemos dicho que esta integración será sin exclusiones por varias razones. Aquí no estamos dispuestos a privilegiar el recuerdo de ninguno de nuestros ancestros indígenas sobre el recuerdo de otros ancestros indígenas, por ello en la propia denominación institucional se hace referencia a los indígenas americanos, incluyendo absolutamente a todos sin distinción por parte de nuestro organismo.

El I.N.D.I.A. es finalmente el fruto de muchos esfuerzos compartidos; asumirá la labor confederativa que hace mucho tiempo se viene procurando. Con la certeza que aquí encontrarán la amplitud necesaria y que todos estamos dispuestos a rechazar las centralizaciones. I.N.D.I.A. incluso en su Reglamentación Interna ha tomado las previsiones necesarias para que tampoco sea el potencial económico un elemento de diferenciación dentro del esquema organizativo ni en la posibilidad de participación de sus integrantes.

Tratamos de ser objetivos, por lo tanto actualizamos nuestros conocimientos en base a los estudios que realizan nuestros académicos. Nuestra labor es aprender de quienes saben, erradicando místicos preconceptos que muchas veces nos alejan del conocimiento cabal de la realidad. Agradecemos a ellos que sigan acompañando este nuevo propósito, con el reconocimiento expreso a quienes respaldaron incluso nuestro anterior trabajo, en consecuencia no podemos dejar de mencionar a la Lic. Leticia CANNELLA, a la Dra. Mónica SANS y al MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA que fue y sigue siendo nuestra casa.

Los objetivos del I.N.D.I.A. son sociales y culturales. Por eso nos proponemos seguir avanzando en el estudio del pasado de nuestros pueblos americanos y en particular en el de los indígenas de nuestra región y nos declaramos extremadamente respetuosos de los sentimientos de nuestros antepasados indígenas.

La institución no sustenta ni sustentará posición sobre aspectos religiosos, político partidarios ni filosóficos. Las opiniones de sus integrantes al respecto no la comprometen.

En la mayoría de los casos recién estamos conociendo algunas de las características de las poblaciones originales de nuestro suelo, nuestra región natal. Lo que sí sabemos es que charrúas, Guaraníes, Abipones y otros constituyeron ejemplo de fidelidad al artiguismo. Fueron indios los que construyeron con sus manos los primeros centros urbanos poblados del territorio, tanto Colonia del Sacramento como posteriormente Montevideo. Fueron indios los que protegieron la columna de la Redota dando sus vidas para que no sufriera mas penurias el pueblo oriental. Fueron indios los que integraban la guardia personal de Artigas y también lo fueron quienes constituyeron la base de la marinería de Pedro Campbell. Fueron indios los que conformaron el Ejercito del Norte y en una acción relámpago recuperaron las Misiones Orientales determinando que se acelerara el proceso de independencia de nuestro país. Fue también indio el más alto ejemplo de rectitud y fidelidad, aquel chasque de Artigas, Francisco de los Santos. En los amantes pechos indígenas siempre hubo resguardo y pasión en la formación de nuestro Estado. Nunca faltó una chuza cuando de defender la justicia se trató.

Los descendientes de indígenas estamos reunidos a nivel nacional para:

Por considerarlo una cuestión de principios, mantenemos el reconocimiento del 11 de abril como Día del Indio y el 19 de agosto como Día de los descendientes de indígenas en Uruguay, en ambos casos homenajeando a quienes nos precedieron en el esfuerzo y en el ejemplo.

Hoy, a través del I.N.D.I.A. pretendemos encender el fuego del recuerdo de aquellos que más amaron nuestro suelo; estamos abriendo puertas y caminos, invitando a reunirse en nuestra propuesta a todos los que quieran hacerlo. Solo hemos empezado a caminar, todos y cada uno de los que se lo propongan serán de ahora y hacia el futuro, tan responsables como cada uno de nosotros, en llegar a los amaneceres de reconocimiento a nuestros abuelos y abuelas indias.


MENU

Declaración de Principios - Estatutos - Objetivos y Antecedentes - Comisión Directiva